jueves, 10 de enero de 2013

Enhorabuena Antonio Castellote


Felicitamos desde aquí a nuestro compañero y magnífico escritor Antonio Castellote, que acaba de publicar su novela Caballos de labor, Premio de Novela Corta Maestrazgo.Son numerosas las reseñas que ha tenido la publicación y os animamos a seguirlas desde aquí. Como se dice en En resumidos cuentos  y en Tuerelandia,

“Antonio es un tipo culto y modesto. Y una buena persona. Pero ese no es el motivo por el que recomiendo sus libros y su blog. Lo hago porque es un magnífico escritor, y leyéndolo a uno se le pueden pegar algunas partículas de su cultura, su bondad y su modestia”.

Comarca del Maestrazgo  nos comenta:

Según opinión del jurado, la novela “es la historia de dos destinos que se entrecruzan, uno forjado en la ciudad y otro en el pueblo. Es también un homenaje a ese Aragón rural, mezcla de tradición y modernidad, imaginado por el cantautor José Antonio Labordeta. El tono elegíaco que inspira el relato consigue alentar una historia de la que emerge un Maestrazgo sólido y vital”.


Antonio Castellote (Teruel, 1965) trabaja como profesor de Lengua y Literatura en un instituto de Madrid. Durante los años 2005 y 2009 colaboró como folletinista con el Diario de Teruel, en cuyas páginas se publicaron cinco novelas por entregas: Fabricación Británica, Los ojos del río, Una flor de hierro, Otoño ruso y La enfermedad sospechosa. En la primera de ellas (Certeza, 2007) ya eligió el Maestrazgo como territorio de ficción, así como en la novela corta Los toros en invierno, incluida en Geórgicas (Certeza, 2009). Ha escrito también los guiones de los documentales Cajas Destempladas, El tiempo en la maleta, Un taller con mucha luz y de la película Témpora y Violeta. Vive en Madrid, donde escribe, desde 2005, el blog Bernardinas, dedicado a temas literarios

Y una crítica en Me sé cosicas que da gusto leer, y de la que destacamos el siguiente fragmento:
Caballos de labor es una historia plagada de matices y de detalles en la que no sobra nada, en la que las palabras son las precisas y en donde las dos historias se van trenzando de manera acompasada para explicarse mutuamente. Es además una manera inteligente de abordar el acercamiento a un mundo, el rural, que la narrativa actual, o bien lo desdeña por no ser moderno, o bien lo barniza de lirismo hasta hacerlo irreconocible.
Antonio Castellote, por el contrario, ha conseguido una narración en donde no se enmascara cuanto de rudeza y belleza tiene la vida en el campo, y en donde tienen cabida los sentimientos y afectos de las personas gracias a una idea virtuosamente clásica que está presente en la más importante tradición bucólica y pastoril (de Sannazaro a Montemayor): la música como una metáfora de la armonía que rige el sentimiento amoroso de las personas. En este caso, un instrumento tan agreste y rudo como la zanfona se convierte en el símbolo de esos amores interrumpidos y mal acordados que solo el tiempo, aunque sea mucho, es capaz de reintegrar a su armonía primitiva.

Y para seguir disfrutando de su escritura: el Blog Bernardinas, recomendado también en nuestra sección de Blogs de alumnos y profesores




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada